sábado, 26 de diciembre de 2009

CÓMO FORMAR UN COVEN SI NO TENGO EXPERIENCIA

Recientemente, he leído en Internet bastantes mensajes de personas que buscan a otras personas para formar lo que nosotros los Wicca llamamos un Coven, Cofradía o Convenio.

No veo nada de malo en querer encontrarse con otros paganos para compartir experiencias y formar un grupo (sobretodo si no hay tal grupo en tu ciudad). Lo que me resulta preocupante, es que una persona se ofrezca a si misma para enseñar a otros cuando aún no tiene ni el conocimiento ni la experiencia necesarios. Que un aprendiz le diga a otros que sean sus aprendices, lo que resulta en una agrupación de jóvenes confundidos dirigidos por otro igual de confundido. Como un ciego que dirige a otro ciego.
Luego se citan para tener rituales que se parecen más a una escena de película que a un ritual real. Y el "maestro" se da aires de grandeza y hace que los otros lo admiren como si de un iluminado se tratara.

La verdad es que da pena y enfada un poco, porque estos serán los "Wicca" del futuro. Y si aprenden mal, enseñarán mal.
En este caso, es mejor ayudarlos que dejar que sigan igual de perdidos, haciendo barbaridad y media.

Así que, si apenas estas aprendiendo y tienes un grupo de amigos que también están aprendiendo, y si ya tienes la idea de formar tu propio Coven, tienes que entender que los que se unan a ti estarán más o menos en las mismas condiciones, por lo que nadie puede ser maestro de nadie, y no habrá "Sumos Sacerdotes". Se trata de aprender todos juntos y enriquecerse unos a otros. No de tomar protagonismo y pretender que lo sabemos todo.

Pueden comenzar de menos a más, para ver si funciona eso de trabajar juntos (no todas las personas son compatibles).

Deberían reunirse al menos una vez al mes para celebrar los Esbats, y leer todo lo que puedan por su cuenta, para compartir información y libros cuando se vean. De este modo, aprenderán más o menos al mismo tiempo.

Como todos estarán en las mismas condiciones, deberán turnarse para dirigir los Esbats. Es decir, que cada mes una persona organice el ritual y lo dirija (trace el círculo y haga las invocaciones necesarias). Así todos los miembros del Coven irán tomando experiencia.

No es correcto que una sola persona dirija todo el tiempo y los demás sean miembros pasivos del grupo. Lo ideal es que todos practiquen y tomen confianza de que están haciéndolo bien.
Si una persona quiere ser la "estrella" y no deja que otros hagan nada, es mejor que trabaje en solitario, sin un Coven.

Otro punto que tenemos que tomar en cuenta, es la Tradición que el Coven seguirá.
Cuando vamos empezando y estudiamos por nuestra cuenta, lo más común es ser eclécticos, o sea, mezclar un poco de aquí y de allá, dependiendo lo que sintamos que es mejor.

Yo recomendaría, en este caso, que todos los miembros del Coven tomen como base el mismo trazado de círculo y compartan sus rituales mucho antes de llevarlos a cabo para que todos puedan aprenderlos (leer mi archivo "IMPROVISACIÓN VS. PLANEACIÓN" de Enero 2009).
Al comienzo pueden usarse los rituales que vienen en libros o Internet, pero poco a poco el Coven va diseñando los suyos usando la creatividad de todos y se va armando un Libro de las Sombras del cual cada miembro tiene una copia. Esto toma tiempo pero vale mucho la pena.

También habrá otras cosas que tengan que aclarar todo el tiempo:

¿Dónde y cuándo será la próxima reunión?
¿Quién organizará el siguiente ritual?
¿Con qué material vamos a cooperar?
¿Vestiremos de algún color especial para la ocasión?

El sitio de reunión puede ser la casa de algún compañero (cuya familia tenga mente abierta), o un sitio al aire libre (como la playa o el bosque), pero siempre cuidando que no molestemos a nadie y que el lugar sea seguro para el Coven.

En cuanto al material, no se necesitan muchas cosas.
Es más cuestión de buena voluntad que de lindas herramientas.
Basta con que uno lleve la sal, otro el agua, otro el incienso, los cerillos, la comida... etc.

Los miembros del Coven pueden ser desde 2 hasta 13.
No recomiendo comenzar con un número muy grande porque puede ser difícil organizarnos.
Además, entre más pequeño sea el grupo, más intimidad se puede crear entre los compañeros.
Si no nos llevamos bien, no se puede tener comunicación y armonía, y esto es lo más importante.

Cualquier duda o comentario, escríbanme.



Atentamente,
Fortuna.

5 comentarios:

Luciana Onofre dijo...

Olá!
Te convido ao Dia sem Carne:
http://sementeperegrina.blogspot.com/2010/03/dia-sin-carne.html

Um abraço,

Luciana Onofre

Luciana Onofre dijo...

Olá meu blog Germinando mudou de endereço, te convido a continuar seguindo-o por lá,

http://gherminando.blogspot.com/

Grata,

Luciana Onofre

PABLO PETTINO dijo...

Hola que tal?, a mi me esta pasando esto en este momento, soy de Argentina en un lugar muy alejado de la capital donde esto no se ve ni se conoce mucho no he encontrado personas con mas experiencia que yo para guiarme, pero si mantengo mucha comunicación con chicanos que llevan décadas trabajando en España y he aprendido mucho de ellos... Recientemente después de dejar muchas publicaciones por muchos lados apareció una persona que vive por mi zona y por sorpresa mía, la conocí hace varios años atrás. Esta persona me sugirió que formáramos un coven, pero como a mi no me gusta hacer las cosas por impulso, quiero interiorizarme mas en las practicas que se pueden levar a cabo y todo lo que implica un coven, en conclucion no quiero caer en todos los errores que haz nombrado y mas. Que ayuda podrías darme? o que material podrias recomendarme mas especifico de este tema??. Desde ya te agradezco tu ayuda. Saludos desde Mendoza!!.

Fortuna dijo...

Hola Pablo Pettino! Espero que te encuentres bien. Gracias por pasarte por mi blog y dejar tu comentario. Bueno, lo más recomendable en tu caso sería que empezaran poco a poco sin presiones. Si tienen muchos años que no se han visto, lo mejor es recuperar la relación y tratar de comunicarse mucho. Reúnanse en plan amistoso para charlar y tratar de conocerse mejor y darse una idea de lo que la otra persona espera y/o siente con respecto a formar un pequeño coven. Decidan si quieren tener un círculo de puro estudio o quieren practicar regularmente. Y si es así, decidan si quieren reunirse solo 1 vez al mes o más seguido. Yo les diría que comiencen con pocas reuniones al mes. Una reunión semanal suena muy bien en un comienzo, pero exige mucho tiempo y a la larga puede parecer demasiado para los miembros del círculo y terminan cancelando por una u otra razón y los demás pueden sentirse molestos o abandonados. Lo mejor es que todo sea de manera que no resulte presionante para nadie y que de verdad PUEDAN cumplir ese compromiso. Pueden verse 1 vez al mes para un Esbat y otra vez para estudiar juntos, intercambiar información o solo divertirse y que la relación sea de más confianza.

Fortuna dijo...

Básicamente se trata de que ambos sean serios con lo que están haciendo, pero tampoco se pongan una carga muy grande sobre los hombros. Si comienzan exigiéndose demasiado, luego no van a poder cumplir.

Publicar un comentario